lunes, 18 de marzo de 2013

Cómo realizar vídeos explicativos

Hay mucha información sobre grabación de vídeos, publicación de vídeos, noticias ruidosas sobre “vídeos virales”, etc., y a la vez hay poquísima información sobre cómo preparar material multimedia didáctico y, más en concreto, sobre cómo hacer un vídeo educativo de calidad para publicarlo luego en un canal en YouTube.

Se da por hecho que preparar un gran vídeo es algo fácil o instantáneo -captas el momento con tu móvil y va que chuta-. Por experiencia tengo que decir que es justo todo lo contrario. Los grandes vídeos no admiten improvisaciones, y si eres de los que piensan que sí, debes saber que hay un riesgo importante de ser catalogado como un productor de vídeo aficionado.

Si como yo, haces grandes esfuerzos para consolidar tu marca personal y construir poco a poco una autoridad en tu nicho, tirar por la borda tantos esfuerzos por culpa de una mala estrategia de marketing con vídeo es asumir un riesgo estúpido.

Súbete a bordo de un viaje donde descubrirás los 7 consejos más importantes para preparar vídeos educativos que arrasarán en YouTube.

1 – ¿Entiendes las necesidades de tu target?

Tu misión es sencilla: hacer un vídeo útil.

La idea es que eduques a tu audiencia sobre una temática especifica, interesante y relevante para su actividad. Incentivar a tu audiencia para que ponga en marcha lo aprendido en su propio proyecto como un “hazlo tu mismo”.

¿Y por qué harías esto? Después de todo educar al mercado es una inversión -para muchos casi una molestia-. Pues porque si la gente sigue tus consejos y ve que en muy poco tiempo dan resultados, el plus de confianza y credibilidad que te habrás ganado es decisivo en el momento de transformar un lector o un seguidor en YouTube en un cliente para tu negocio.

Así que antes de crear un vídeo, asegúrate de que hay una necesidad clara comunicada por tu audiencia. Y para ello, primero es importante tener un blog y analizar los comentarios que te llegan y las peticiones que recibes a través del formulario de contacto antes de crear vídeos educativos.

Si estás empezando puedes “alquilar una audiencia” en foros verticales y comunidades online.

Entregar al mercado lo que el mercado espera de ti, es un regla fundamental para el éxito de tus vídeos didácticos.

2 – Sé breve, la atención disminuye rápido

Los vídeos más populares suelen ser muy cortos:

Menos de 2 minutos para un tema educativo: lo cual presupone abordar un tema nicho, ya que 120 segundos se esfuman en nada.

Por experiencia sé que vídeos largos pueden funcionar (puedes conseguir un 25% de atención después de 30 minutos de vídeo), pero en este caso el contenido debe ser premium. Un ejemplo de este tipo de contenido es el que se produce en un congreso nacional de un gremio profesional en el que se presentan los últimos avances sobre una temática popular y relevante para este público.

Pero ten en cuenta que es mucho más seguro apostar por un formato más corto, y además te costará menos producirlo.

3 - Marketing vídeo 112: la regla del Tell Show Tell

Es una técnica básica de enseñanza, válida para alumnos:

    a) Empezar el vídeo anunciando lo que viene (Tell).
    b) Entregar lo prometido (Show).
    c)  Resumir lo que se ha visto (Tell).

Como ves es muy sencillo. Así que puedes usar por ejemplo, una herramienta de mapas mentales para organizar ideas antes de grabarte o un sencillo listado de los puntos que deseas abordar en tu vídeo.

¿Queda claro? La clave es: Anuncia – Enseña – Anuncia.

4 – Una hoja de ruta en 6 sencillos pasos para conseguir vídeos más logrados
Paso nº 1 - Preséntate a la audiencia

Cuando entras en una sala con gente, ¿qué es lo primero que haces?

    Saluda con tu nombre y explicas que eres el autor de blog XXX.
    Es muy útil para los que van a incorporar tus vídeos en su blog, usando la funcionalidad embed de YouTube.

Paso nº 2 - Explica de qué va tu vídeo

Ten consideración con tus lectores. Explícales de que va tu vídeo antes de hacerles perder el tiempo en algo que a lo mejor no les interesa.
Paso nº 3 - Explica cuál es el problema y por qué es relevante e importante

Es importante que la gente entienda el por qué de las cosas, porque si no el riesgo es que NO terminen haciendo nada.

    Antes de enseñar el cómo resolver lo que sea, es capital que expliques a la gente por qué tienen que hacerlo. Por qué es importante hacer algún tipo de esfuerzo para tratar de resolver ese problema.

Paso nº 4 – ¡Modo demo! Explica cómo resolver el problema

Entramos en el core de tu vídeo, la parte principal donde vas a dejar la chicha.

    Hazlo paso a paso, no pienses como un experto (que seguramente lo serás). Trata de tener algo de empatía y ponte en la piel de un novato que nunca ha realizado nada parecido.
    Usa un lenguaje fácil de entender, huye de tecnicismos.

Paso nº 5 - Conclusión

Resume lo que has presentado en el vídeo de forma muy breve. Como ves, este proceso de 6 etapas engloba el Tell Show Tell que hemos vistos antes (etapas 3, 4 y 5).
Paso nº 6 - Llamada a la acción

¿Cuál es el próximo paso?

    Darle un “me gusta” al vídeo.
    Visitar tu blog.
    Dejar un comentario en YouTube.
    Compartir el vídeo.
    Descargarse un documento gratis en una landing page (capturando a cambio una dirección de correo).

Un solo Call-To-Action suele ser muy eficaz.

No des nada por hecho. Cuéntale a tu oyente con palabras lo que tiene que hacer a continuación.

5 – Espiar a la competencia

Hay una funcionalidad poco conocida de YouTube que te permite acceder a datos de visualización de los vídeos, y da igual que sean tuyos o no.

Puedes analizar los datos disponibles para identificar más videos/webs de interés, leer los comentarios e identificar lo que falta y/o lo que más ha gustado.


6 – Trabaja el título de tu vídeo

Al igual que en las entradas de tu blog, el título de tu vídeo es uno de los aspectos más importantes. Un gran título debe (sin orden prioritario):

   a)  Presentar un beneficio tangible.
   b) Ser explícito y no prometer cosas que no se van a entregar.
   c) Poder captar la atención y tener la capacidad de enganchar.
  d) Basarse en términos populares: hay que usar el lenguaje de tus lectores (el que usan haciendo búsquedas) e idealmente, debe incorporar una palabra clave popular en Google Keywords Adwords Tool.

Escribir grandes títulos es un arte que se aprende. A continuación te dejo un atajo para conseguirlo.
14 fórmulas que te pueden ayudar a crear un gran título

    ¿Cuándo es más inteligente [opción 1 - Ejemplo, Comprar una casa] que [opción 2 - Ejemplo, Alquilar una casa]?
    X formas poco conocidas de [lograr algo].
    X razones por las cuales es mejor [hacer algo].
    ¿Cómo [hacer algo] como un profesional?
    X tareas sobre [Temática] que puedes hacer tu mismo.
    He aquí una metodología probada que ayuda [Colectivo] a [hacer algo].
    La vía más rápida para [conseguir algo].
    X formas creativas para [hacer algo].
    ¿Cómo ser [profesión]?
    X cosas sorprendentes que puedes experimentar al [hacer algo].
    [hacer algo] como un experto en X sencillos pasos.
    X consejos de los mejores expertos en [temática].
    X razones por las cuáles deberías [hacer algo].
    Los secretos de los grandes [profesión] por fin desvelados.

Un atajo no lo resuelve todo. Trabaja tus títulos todos los días. Fíjate bien qué titulares consiguen atraer tu propia atención y reutiliza las fórmulas para aplicarlas en tus vídeos.

7- Prepárate antes de apretar el botón GRABAR


Como ves, no hay sitio para la improvisación si quieres grabar grandes vídeos educacionales. El secreto está en tener un plan y ejecutarlo al pie de la letra, estar super enfocado en lo que vas a decir y hacerlo de forme breve.

Hablar seca la boca. Ten un vaso de agua listo

Si ya has hablado en público, en un auditorio grande ante varios centenares de personas, sabrás el efecto que el estrés provoca en tu boca. Tu boca se seca con facilidad en este tipo de situaciones. Y tener la boca seca te dificultará hablar.

Aunque estés solo en casa, sin audiencia en vivo, es decir, sin mucha presión, al hablar la boca se te secará. A mí me suele ocurrir cuando grabo varios vídeos en proceso de batch para incrementar mi productividad. Así que bebe agua entre cada vídeo para evitar el problema.
Ponte cómodo

Usa mejor unos auriculares con un micrófono incorporado para que no tengas que estar pendiente de que tu boca apunta en dirección al micrófono.

No te inclines hacia la pantalla, ya que esto podría afectar a tu respiración, haciéndola más rápida y sonora.

Limpia tu mesa de trabajo para evitar que el ratón choque con algo o se enrede con el teclado… o con el vaso que habrás preparado ¡siguiendo mi recomendación anterior!

Todos estos detalles te harán perder el foco y terminarán impactando en la calidad de tu grabación.
Fuera distracciones

Cierra la puerta si te grabas desde casa y tienes niños. Si puedes, ponle un cartelito a la puerta que advierta que estás grabando. A tus hijos les gustará ver que papá/mamá hace televisión o cine.

Apaga móviles y demás teléfonos si no quieres que un agente de Movistar te llame en el minuto 18 de tu vídeo para proponerte un servicio que no te interesa…
Prepara tus pantallazos para no perder tiempo buscando en directo

Abre todas las aplicaciones que quieres usar en tu demo directamente en la página dónde quieres llegar. Deja abiertas todas las pestañas que vas recorrer en tu navegación. No hay nada que parezca más “amateur” que estar buscando una aplicación o un archivo en tu escritorio durante 30 segundos. Es más, con el estrés es probable que al final ¡ni siquiera lo encuentres! Esto no es conveniente, ya que la tasa de escape de tus lectores se disparará.

Además, preparando con tiempo el material evitarás olvidar los temas que tenías previsto tratar y no tendrás que repetir la toma. Lo ideal es grabar en una sola toma. Yo particularmente odio tener que repetir un vídeo. Y preparando con antelación todo el material que vas a abordar tendrás el hilo conductor de tu charla. ¡Comprobarás que es muy útil!
Directo al grano y céntrate en tu mensaje

No eres un presentador de TV ni quieres hacer un talk show. Ve directo al grano, tus lectores tienen poco tiempo y son muy impacientes. Acorta tus introducciones todo lo que puedas, habla con una voz despierta y dinámica, pero no corras, sino tu alocución se va a resentir.

Un vídeo educacional no es un sprint de 100 m, es más bien uno de 400 u 800 metros. Va rápido, pero debes tener algo de fondo.
Por si te sirve de ayuda, te dejo el siguiente vídeo:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada